Gran Mutación Acuario – 21-12-2020

El astrólogo José Royo dice:

Las eras astrológicas hacen referencia a 12 periodos de unos 2160 años que conforman un “gran año” con una duración de casi 26.000 años (12 x 2160 = 25.920). Durante este largo ciclo, el punto vernal (o punto Aries) recorre en movimiento retrógrado los doce signos zodiacales dando lugar a esos periodos o eras de 2160 años, en los que predominan unos determinados valores socio-culturales y tendencias psicológicas colectivas, que están simbolizadas por el signo zodiacal sideral de cada periodo. Actualmente nos encontramos en plena transición entre la Era de Piscis a la Era de Acuario, una transición que según todos los indicios debió iniciarse a principios del siglo XX y que tendrá un importante punto de inflexión el año 2020.

Expedientes Ovni desclasificados por el ministerio de defensa de España por comunidades autónomas

En 2016 el Ministerio de Defensa de España desclasificó cientos de expedientes Ovni y los tiene publicados en su web oficial donde

Incluyen más de 1.900 páginas de avistamientos producidos entre 1962 y 1995.

En el siguiente enlace podemos ver varios casos clasificados por comunidades autónomas:

https://www.google.com/amp/s/verne.elpais.com/verne/2016/10/25/articulo/1477394008_803441.amp.html

 

Amar al Ser Cósmico y alejarse de los vampiros o personas tóxicas

Por más originales que queramos ser, no hay que perder nunca de vista el seguir siendo cariñosos con los demás, poco se habla de lo más importante, que es amar al Ser Cósmico, somos la primera sociedad de la historia conocida que se ha olvidado de amar al Ser Cósmico, cada cultura ha descrito al Ser de la mejor manera posible según sus procesos evolutivos, luego están esas élites arrogantes que han intentado amoldar a su conveniencia la imagen del Ser que ellos quieren que el pueblo tenga, pero hasta hace pocos años, por muy deformada que estuviera la imagen del Ser Cósmico, la gente seguía amando a ese Ser.

Por más disfraces que le pongamos, el Ser Cósmico siempre es el mismo, podemos acercarnos a él como una virgen, como un salvador, como un arquetipo, como un avatar, como un yogui, como un ideal abstracto, la cuestión es el acto de dirigirse a aquello que es la esencia de todo lo existente, el amor es el lenguaje universal, verdad, belleza y bondad, el amor es la verdad y la verdad es el amor, el fin último de todos los infinitos procesos evolutivos siempre es el amor, tenemos una herida y esta se cura, tenemos un problema y éste se acaba resolviendo, la humanidad, aunque parezca que hay periodos que va a peor, terminará yendo a mejor, todo depende de su nivel de conexión con el amor universal, más cerca o más lejos, siempre en apariencia, porque el Amor Universal está dentro de todo lo existente.

Entonces no hay nada que temer, una frase que me repito a menudo es:

Acepto con serenidad todo lo que sucede.

Y otra frase es:

Y todo estuvo bien, y todo está bien y todo acabará estando bien.

La respuesta de porque al fin y al cabo todo está bien es que todo lo que sucede responde a unos procesos, todo son procesos, tuvimos ciertas experiencias en el pasado que respondían a nuestros procesos conscienciales de aquella época, tenemos ciertas experiencias, emociones y pensamientos en el presente que responden a nuestros procesos del presente y en el futuro lo mismo, así que no hay que tener rencor por el pasado ni miedo por el futuro, tampoco miedo al presente, cuando estamos conectados  con el Ser Cósmico, estamos llenos de amor, paz, felicidad,  despertar y frescura interna, no hay nada que temer porque el Ser Cósmico abarca el universo entero, es capaz de sostener todo lo existente, escucha todos lo pensamientos de todas las personas y de todas las entidades de todos los universos, en realidad no somos distintos del Ser Cósmico, formamos parte de su propia consciencia, aunque no seamos conscientes de ello.

Lo importante no es hacer o dejar de hacer, lo importante es que todo lo que hagamos, sintamos, digamos, pensemos, esté en vibración cada vez más alta, el Ser Cósmico vibra lo más alto posible, hablo del aspecto del Ser Cósmico que ahora nos interesa, el Trascendental, luego hay otros aspectos hasta abracarlo todo pero yo hablo de esa parte relacionada con la Esencia de todas las cosas, aquello que vale la pena amar.

Para amar al Ser Cósmico está el canto de mantras por ejemplo, también está hablar con él/ella, es muy potente ponerle un nombre o usar uno de los nombres que se le ha dado a lo largo de la historia y repetir ese nombre con gran amor, si le llamamos, por ejemplo, con el  nombre “Shiva”, pues vamos repitiendo con gran cariño ese nombre, dirigiéndonos al Ser Cósmico, se le puede llamar como se quiera, también se puede inventar, la cuestión es mantener una relación de amor con el Ser Cósmico, eso nos mantiene conectados, también nos conectamos si vivimos atentos al momento presente.

Al estar conectados vamos aumentando cada vez más nuestra consciencia, ésta tiene la capacidad de llegar hasta el infinito, cada vez vibramos más alto, no hay que buscar poderes, éstos vienen dados por añadidura, la conexión con el Ser también nos va dando cada vez más sensibilidad a las energías, ésto nos ayuda a saber diferenciar las regiones conscienciales y a aprender a distinguir el tipo de energía que emana cada cosa, de manera natural, según en que región consciencial vivamos, iremos escogiendo una u otro tipo de experiencias, si nos mantenemos conectados nuestra vida se convierte en una aventura increible porque el Ser Cósmico es el más creativo de todos, así, de repente, cambiaremos de lugar de trabajo, de amigos, de vivienda, de valores, etc…

Sigue leyendo

El gran subidón que dan las drogas también te lo da la meditación pero más limpio y real

Esa paz y ese éxtasis que se siente con el consumo de heroína, marihuana, éxtasis, cocaína, lsd, etc…son falsos sustitutos de la verdadera paz y felicidad que se siente al meditar cada día, el subidón de las drogas siempre va acompañado con un bajón a los días posteriores, la felicidad de la meditación diaria nunca da bajón, las drogas siempre ensucian el aura y densifican la consciencia, una cosa es estar con un chamán y puntualmente tomar medicina sagrada después de una preparación y otra muy distinta es drogarse cada día o cada fin de semana, la sesión con el chamán se hace una vez al año, a lo sumo dos veces, más de dos veces al año ya empieza a ser veneno esa medicina, siempre he percibido bastante densidad energética en las sesiones de ayahuasca, lsd, marihuana, mdma, ketamina o setas en las que he estado en un pasado lejano, cuando sientes de verdad las energías notas claramente que el consumo de enteógenos no es un buen camino, detrás de los enteógenos o drogas chamánicas hay ciertas energías y entidades muy dificiles de manejar y en ocasiones muy peligrosas para el camino espiritual.

Es mucho más seguro el camino de la meditación diaria, en el siguiente vídeo explico como meditar:

 

Y si se quieren tener verdaderos viajes interiores también está el recurso de los sueños lúcidos, en el siguiente enlace explicamos como tenerlos:

https://wp.me/p7JOUI-14u