La Atención siempre es la misma en todo el Universo

Según el Advaita (No Dualidad), existe una Atención que está en todas partes, una Presencia Universal que todo lo abarca (Brahman/Atman), los Maestros Advaitas dicen que nuestra atención no se limita a nuestro cerebro sino que es la misma Atención Omnipresente, es la creencia de ser un yo separado la que limita nuestra capacidad de atender a todo el universo, la consciencia no dual es aquella en la que la atención (que es parte de la consciencia) está en todas partes al mismo “tiempo” sin centro alguno (despersonalizada), así que la atención es sujeto, es Yo Soy, es SER, el SER es Existencia Absoluta, Consciencia Absoluta y Bienaventuranza Absoluta (Sat, Chit, Ananda).

Así que si atiendo un árbol, mi atención y la atención del árbol es la misma.

Y si atiendo un lápiz, mi atención y la atención del lápiz es la misma.

Cada objeto, por más muerto que parezca, contiene al Absoluto dentro de sí, es el Océano en la gota.

Lo más sorprendente es que observando con Atención un vaso, se puede ver al SER Eterno.

Cualquier objeto material es una sustanciación de la consciencia, con lo cual, cualquier objeto tiene a la Consciencia Infinita dentro de sí, el Océano en la gota.

No puede existir nada en el mundo material que no sea una emanación de la Consciencia Infinita.

 

SER o no ser

El gran reto de la raza humana está entre estar ausentes o estar presentes, el ausente es el ego dualista pensante y dormido, el presente es el Eterno Yo Soy silencioso, todo Amor, Existencia, Consciencia, Paz, Quietud…

De momento domina la ausencia colectiva, el dormido ego colectivo, cuyos representantes tienen gran poder material, su gasolina es nuestro dormir, interpretan el papel de castigadores y salvadores, siempre tienen dos bandos en apariencia peleados, hacen de representantes de dios y del diablo, del bien y del mal, son los mantenedores del dualismo, su única preocupación es seguir alimentándose de nuestro ego, que no despertemos a la consciencia no dual más allá del bien y del mal.

Toda religión dualista ha sido creada por ellos (Dios separado, lejano y enfadado), nos prometen un cielo o un infierno, nos compran con un regalo o un castigo que todavía no nos han dado, ellos temen que la gente despierte, temen que estemos presentes, nuestro temor es su gasolina, ellos son la manifestación externa de nuestro propio ego, en realidad la batalla está dentro de cada uno, el SER nunca lucha, el que guerrea es el ego, nada que produzca miedo puede ser verdad.

Ser o no ser, esa es la cuestión.

La ardua tarea del silencio presencial

Realmente es árdua la tarea de conseguir el silencio presencial, llevamos muchas vidas construyendo un yo pensante, la inercia hacia el pensamiento compulsivo es muy grande, cuando estamos realmente hartos de nuestro propio ego es cuando tenemos la suficiente fuerza de voluntad para intentar salir de la mente y entrar en la consciencia, dedicando una hora al día o más a observar los pensamientos para que estos se disuelvan, con los ojos cerrados, sentados, observamos la mente para salir de ella, entrando en la maravillosa Presencia Omnipresente todo Amor, Existencia, Despertar, Consciencia, Saber, durante el día estamos atentos segundo a segundo a lo que estamos haciendo y sin pensar, ni pasado ni futuro, solo Ahora, en el Ahora está TODO, solo pensamos en ocasiones pequeñas para reflexionar o conversar, de manera atenta (sin que se nos lleve la mente a la fantasía que adormece nuestro despertar), cada pensamiento que nos damos cuenta de que está y se disuelve, genera un grado más de despertar, cada grado de despertar nos llena de paz y quietud.

Puertas de entrada al SER

Estamos atrapados en el pensamiento compulsivo, la mente nos distrae a cada segundo, eso es entre otros motivos por la creencia en un yo con historia, el cual requiere de pensar constantemente para sentir que existe, cree que desaparece si deja de pensar, y así es, es el miedo a su muerte lo que hace que la mente no deje de recordar, imaginar, analizar, etc…

Creemos que somos un yo con pasado, con proyectos, cuando en realidad eso no es yo, los recuerdos no son yo ni tampoco los proyectos.

Leemos a menudo sobre vivir el Ahora pero no sabemos realmente a lo que se refiere, no lo acabamos de entender, entonces seguimos sin vivir en el Ahora, pensando y pensando.

Podemos recordar algo sin identificarnos con ello, sin pensar que hay un yo que ha experimentado eso que recordamos, ya que lo único real está en el presente, es un error pensar que el yo puede estar en el pasado, por lo tanto no puede estar en un recuerdo, el Ser real que todos somos es sin historia, la historia es algo que ha sucedido y que podemos recordar pero no es algo que seamos, esa es la diferencia.

Entonces lo que somos solo puede estar Aquí y Ahora, en eternidad presencial, con lo cual los traumas y heridas del pasado forman parte de un falso yo, evidentemente que se han de sanar pero no son nuestra identidad real, lo Real solo puede estar vivo y lo vivo solo puede estar en el presente, un recuerdo sobre un perro no hace que ese perro recordado esté vivo, ya que solamente es una imagen mental, no un perro.

Estamos tan identificados con imágenes mentales que nos perdemos la realidad, no vemos realmente nada, estamos completamente dormidos, solo nos fijamos la primera vez y el resto de veces lo convertimos en rutina, cada vez es en realidad la primera vez ya que si el pasado no existe, si no imprimimos una imagen mental a lo percibido, eso es totalmente nuevo, la capacidad de estar sorprendidos por todo a cada segundo es lo Real, lo otro es falso, son imágenes mentales.

Sigue leyendo

La Consciencia No Dual (Atman) no ha nacido

Esta Conciencia no nace (aparece) ni muere (desaparece); no crece ni sufre decadencia. Siendo autoluminosa, ilumina todo lo demás sin ninguna otra ayuda.

Dṛg Dṛśya Viveka de Śrī Śaṅkarācārya ŚLOKA 5

Fragmentos comentario Sesha:

La totalidad de los eventos de los que podemos dar crédito, es decir, de aquellos que son definibles mentalmente, gozan de la característica de la impermanencia. Toda información lleva incluidos los condicionamientos espacial y temporal, y toda información siempre está referida, desde la perspectiva de la cognición mental, a ser parte del perceptor o de lo percibido. En consecuencia, la representación mental de la información es necesariamente variable y dual.

Tiempo y espacio son parte de todas las unidades13 con las que definimos el mundo que conocemos. Existe, evidentemente, un tipo de tiempo psicológico a través del cual advertimos mentalmente que la información deviene del pasado y evoluciona en dirección del futuro, lo cual implica que también la representación psicológica del mundo está inmersa en información asociada a espacio y tiempo.

El Vedanta propone un modelo de realidad cuya condición primaria es la estabilidad, y ello como consecuencia de que el modelo está asociado a una representación de la información carente de dualidad. Para ello, asumimos que la información es por sí misma consciente, y que por serlo, es decir, por ser tácitamente consciente, puede conocerse a sí misma sin necesidad de que una porción de la información, denominada «el perceptor», sea el agente activo del conocimiento respecto a la porción restante de información, denominada «lo percibido».

Sigue leyendo

El Testigo es el único Perceptor

La forma (rupa) es percibida y el sentido de la vista (indriya) es su perceptor. Este es percibido y la mente (manas) es su perceptor. La mente (dhīvṛtti) es percibida y el Testigo (sākṣim) es su perceptor. Este (el Testigo) es ciertamente el único Perceptor y, por lo tanto, no puede ser percibido (por ningún otro).

Dṛg Dṛśya Viveka de Śrī Śaṅkarācārya ŚLOKA 1

Consciencia No-Dual

Conciencia No-dual: Es aquella realidad capaz de conocer realmente y que atestigua que tanto objeto como sujeto son nodiferentes, es decir, que no hay realmente un sujeto que exista por sí mismo independientemente de aquello que conoce como objeto.
 
Sesha 

Para que estar atentos a cada segundo

Atender a cada detalle y cada segundo de lo que acontece, manteniendo una continuidad de atención, sirve para terminar con la falsa sensación de yo-ego-mente que todo lo filtra, que siempre fantasea, para descubrir la realidad, para ir entrando en la consciencia no dual y para ser uno con el TODO, en cada objeto atendido, podemos llegar a ver a la consciencia universal sosteniéndolo, puede parecer aburrido pero es fascinante poder llegar a descubrir el océano en cada gota (algo que personalmente todavía no he visto pero sí lo han visto miles de despiertos a lo largo de la historia), lo que sí puedo asegurar es que se entra en una paz y una conexión mágica.